ATM dental: ¿qué es, por qué se produce su disfunción y cómo se trata?

5 agosto, 2015

Las siglas ATM significan articulación temporomandibular, y su disfunción y consiguiente dolor orofacial, es uno de los trastornos dentales más dolorosos causado por una sobrecarga de la musculatura de la mandíbula. Este molesto síndrome se puede diagnosticar cuando existe dolor, ruidos articulares, o incluso una imposibilidad funcional que puede afectar a la apertura, cierre, traslación o lateralización de la mandíbula.

¿Qué produce la disfunción de la ATM dental?

Existen diferentes factores que pueden llegar a producir la disfunción de la ATM dental; vamos a enumera algunos de los más frecuentes:

  1. Por estrés y la existencia de una mala oclusión. Estos pacientes además de presentar los síntomas propios de esta sobrecarga muscular, tiene dolores de cabeza, desgastes dentarios y una apertura bucal bastante limitada.
  2. Existe un desplazamiento del disco en distinto grados que ha producido una desviación de la mandíbula, un bloqueo articular y limitaciones de movimientos.
  3. Existencia de inflamación aguda o crónica derivados de la artritis o artrosis.
  4. Síndrome de hipomovilidad mandibular crónica.
  5. Distintos trastornos derivados del desarrollo y crecimiento.

Tratamientos para la ATM dental

Existen distintos tratamientos que palian los síntomas de la sobrecarga de la ATM dental, entre los que podemos encontrar los siguientes:

  • Tratamiento reversible, uno de los más recomendados. Se realiza mediante una férula de descarga que encaja sobre los dientes cuya forma se modela a las necesidades de cada paciente.
  • También existen tratamientos psicológicos, farmacológicos y fisioterapias, ejercicios que ayudan a la recuperación de las articulaciones y aquellos músculos que se encuentren dañados.
  • Tratamiento ortodóntico, otro de los más efectivos para paliar los dolores en la ATM dental. Están pensados para crear una mordida estable.
  • Por último, también existe la posibilidad de cirugía aunque se usa muy raras veces. Consiste en artrocentesis (aspiración articular), artroscopia y la cirugía abierta. Existen casos donde además, serán necesarias infiltraciones para reparar el cartílago de la articulación, así como el ácido hialurónico pensados para tratar la artritis o artrosis. Este último tratamiento está pensado para casos más severos de la disfunción de la ATM dental.

En Barcelona Sonríe conocemos muy bien los problemas dentales de nuestros clientes, ¡visítanos!