Implantes dentales impresos en 3D

23 marzo, 2016

La tecnología actual permite la realización de implantes dentales impresos en 3D. La innovación tecnológica tiene presencia cada día en más ámbitos de nuestra vida y el ámbito de los implantes dentales no se queda atrás. Las impresoras 3D han ido dejando de ser una mera curiosidad tecnológica paulatinamente para convertirse en una herramienta fundamental de innovación y cada vez es más relevante en muchas disciplinas como la medicina buco dental.
Hace pocos años era impensable contar con una tecnología capaz de facilitar hasta tal nivel un procedimiento complicado. El uso de la impresión ha facilitado labor del dentista a la vez que ha mejorado las condiciones para los pacientes dado que los plazos del proceso del tratamiento se acortan mucho.

Los implantes dentales impresos en 3D: una auténtica revolución

La evolución de las impresoras 3D ha permitido producir una revolución en las técnicas de implantología dental. Mediante el uso de una impresora 3D ahora el dentista es capaz de producir en su propia consulta un implante dental, y en cuestión de minutos.
El ahorro de tiempo y de costes en los implantes dentales impresos en 3D es considerable para el cliente, lo que le redunda en favor de la comodidad y el ahorro. Pero también representa una gran ventaja para el dentista, quien ahora tiene en todo el momento el control del tratamiento, cuando hasta la fecha se necesita confiar en una tercera empresa encargada de realizar el implante.
Una de las ventajas más importantes del uso de la tecnología de impresión 3D es que favorece la creación de implantes dentales con un aspecto muy natural que se integran perfectamente en la sonrisa del paciente. Además de la comodidad y la calidad de vida, el aspecto físico es una de las preocupaciones principales de los pacientes que se enfrentan a un implante dental. Los implantes dentales impresos en 3D mejorarán la autoestima y la seguridad de muchas personas.
Esta tecnología lleva la implantología digital a un nivel muy superior puesto que ahora el dentista no sólo se preocupa por devolver una funcionalidad al paciente —recuperar la pieza o piezas perdidas para que el paciente pueda masticar correctamente, hablar cómodamente, etc…— sino que ahora tiene la capacidad de reconstruir la sonrisa del paciente y devolverle la naturalidad y la confianza, que tanto le afectan en su vida social, profesional o personal de los pacientes.
Los implantes dentales impresos en 3D son ya una realidad para ti gracias a la tecnología y la innovación. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para informarte sobre esta novedosa tecnología y la forma en que podría cambiar tu vida.