Miedo al dentista: ¿cómo perder el miedo al dentista?

24 junio, 2015

Tener miedo al dentista significa diferentes cosas para diferentes personas. Tal vez sea la idea de que el tratamiento va a doler, o que los sonidos y olores traen recuerdos de malas experiencias de la niñez. La buena noticia es que cada vez más dentistas entienden los temores de sus pacientes. Con una combinación de amabilidad y gentileza se puede hacer mucho para evitar que el estrés del tratamiento dental sea desmesurado y, por tanto, el miedo al dentista se vea menguado.

Los avances tecnológicos también han mejorado la odontología. El tratamiento puede ser, en la actualidad, totalmente indoloro. Los útiles dentales funcionan con un sistema computarizado de inyección que se asemeja a un lápiz y que aplican el anestésico muy suavemente y sin casi dolor, ideal para cualquiera con miedo a las agujas. El gel anestésico también puede ser utilizado para sedar las encías antes de inyectar nada y así no sentir la aguja.

 

Calmar el miedo al dentista

Si se tiene miedo por ir al odontólogo, presta atención a unos sencillos consejos para calmar dicho miedo al dentista:

  • Encontrar un dentista comprensible.
  • Consultar a los amigos y familiares para que le puedan aconsejar alguno, o averiguar del trabajo de alguien especializado en pacientes nerviosos.
  • Una vez que hayamos localizado a alguien, merece la pena interesarse por cómo trabaja. Tomar un primer contacto con la recepcionista y el dentista, así como con los utensilios y tratamientos que llevan a cabo.
  • Informar al dentista que tiene problemas de ansiedad para que le conozcan de antemano.
  • Elegir una cita a una hora temprana para no pensar mucho en que tiene que ir al dentista.
  • Indicar que necesita un descanso de manera sencilla (apuntar con la mano) si es necesario.
  • Empezar poco a poco con una limpieza y pulido para después trabajar con un tratamiento más complicado, una vez que ya se ha establecido la confianza y una buena relación con el dentista.

 

Todos estos consejos le ayudarán a perder el miedo al dentista, tan común entre los más pequeños. En nuestra clínica, le ayudaremos a hacerlo más llevadero. Echa un ojo a nuestro equipo de profesionales, te ayudará a perder ese temor inicial.