La gingivitis, un problema para la salud bucodental

22 diciembre, 2016
  • la gingivitis

Resulta bastante curioso que la mayor parte de la gente que se preocupa por su salud bucodental se centra en sus dientes, en las caries o en mostrar una sonrisa blanca. Sin embargo, no son muchas las personas que prestan atención a las encías, a su color o al hecho de tenerlas o no inflamadas.

Sin embargo, las enfermedades en esta zona pueden resultar peligrosas si no son tratadas a tiempo y de forma eficaz. La gingivitis es sólo una de estas afecciones.

Causas de la gingivitis

Cuando se habla de gingivitis se hace referencia a una enfermedad que provoca la inflamación e infección de todos los tejidos que dan soporte a los dientes. Esto incluye lógicamente a las encías, pero también a los alvéolos dentales y a los ligamentos periodontales.

Pero, ¿cuál es la principal causa de la aparición de la gingivitis? Principalmente los efectos que provocan los depósitos de placa a largo plazo en los dientes.

La placa, la temida placa, es un material de tacto pegajoso y en cuya composición se juntan principalmente bacterias, restos alimenticios y moco. Además de gingivitis también es causante de caries.

causas gingivitis

Resulta realmente importante para nuestra salud bucodental que la placa sea eliminada de forma eficaz. En caso contrario, poco a poco, se irá convirtiendo en sarro, inflamando las encías y provocando una notable sensibilidad.

Para combatir a esta afección existe la periodoncia, una rama específica de la odontología que trata las distintas enfermedades de encías y huesos.

Síntomas de la gingivitis

Una persona que padezca esta afección bucodental presentará diferentes señales. Entre las más importantes o habituales hay que señalar:

  • Episodios de sangrado incluso con el cepillado más suave
  • Encías de color rojo o rojo púrpura
  • Sensibilidad al tacto
  • Inflamación localizada en las encías y tejidos que soportan los dientes

Es importante que se tenga presente también que existen ciertos hábitos o dolencias que pueden aumentar de forma considerable el riesgo de padecer gingivitis. Algunos ejemplos son:

  • Mala higiene
  • Cambios hormonales
  • Embarazo
  • Diabetes no controlada o no tratada
  • Una posición de las piezas dentales irregular o mal alineada
  • Aparatología, prótesis u ortodoncias mal colocadas y contaminadas
  • La ingesta de algunos medicamentos o algunas píldoras anticonceptivas

Para terminar, hay que ser conscientes que la gingivitis aparece habitualmente en la pubertad, al ser una época con notables cambios hormonales, aunque también podría iniciarse en los primeros años de la edad adulta. Se trata de un problema serio que reaparece con facilidad y cuya persistencia es peligrosa.

Deje un Comentario